El software cordobés factura más pero no crece el empleo


Por Gabriela Origlia

El sector de software de la provincia de Córdoba mejoró sus ventas en el arranque de este año aunque ese alza de facturación –según la medición de Economic Trends para el Córdoba Cluster Technology- no se tradujo en más empleo. La actividad tiene una dinámica propia a la que a la falta de los perfiles buscados se le suma la rotación de gente. Desde las compañías siguen convencidas de la potencialidad para seguir creciendo.
Las empresas (excluyendo multinacionales) emplearon, durante el primer trimestre de 2017, a 8.025 personas -considerando cualquier modalidad de contratación-; es una cantidad menor a la registrada en trimestres previos, pero como las variaciones fueron siempre menores al error muestral, la consultora plantea que el plantel se mantuvo estable pese al crecimiento de la facturación.
A medida que las empresas del sector van incorporando recursos humanos para hacer frente al crecimiento de la actividad, van perdiendo otros en manos de start ups y multinacionales no incluidas en el universo bajo estudio.
Las dificultades para incorporar personal –que viene desde hace años- no parece ser una restricción de demanda de productos del sector, ya que la facturación ha estado creciendo por encima de la inflación. Es más probable que se deba a las limitaciones de formación de gente, ya que existe una gran demanda potencial de perfiles técnicos.
En caso de tener disponibles desarrolladores Java, desarrolladores mobile, analistas de testing, desarrolladores .Net, analistas funcionales, desarrolladores Python, desarrolladores PHP, líderes de proyectos, administradores de bases de datos, entre otros perfiles, las empresas cordobesas de software podrían emplear a casi 2.900 recursos adicionales.
Gastón Utrera, director de Economic Trends, planteó que ese número no representa expectativas de incorporación de esa cantidad de recursos en el corto plazo sino la cantidad de recursos que los empresarios cordobeses de software estiman que podrían emplear este año si pudieran conseguir esos perfiles en el mercado.
En cuanto a las ventas, la facturación en dólares fue de USD 130.8 millones durante el primer trimestre de 2017, lo que representa un incremento del 68% respecto a igual período de 2016; el  porcentaje es alto fue consecuencia de la licuación en dólares de la facturación en pesos durante el primer trimestre del año pasado luego de la devaluación de diciembre de 2015.
Comparando con el primer trimestre de 2015, dos años atrás, el incremento fue del 33%, un crecimiento equivalente a 15.3% anual.
La facturación en pesos alcanzó los $ 2,050.3 millones en los primeros tres meses; el 81.6% mayor al mismo lapso de 2016, y 139.8% más elevada que hace dos años. Se trata a un crecimiento equivalente a 54.9% anual (en valores nominales, es decir, incluyen crecimiento real e inflación, por eso los porcentajes tan altos).
La facturación en términos reales, es decir, ajustada por inflación, fue 37.2% mayor que durante el primer trimestre de 2016, y un 34% más que durante el primer trimestre de 2015. Este incremento durante los últimos dos años es equivalente a un 15.8% anual; es el porcentaje es el que mejor refleja el crecimiento real del sector
Respecto del tipo de operaciones, las empresas se concentran en el propio sector de software y servicios informáticos (20.1% de la facturación del sector), las telecomunicaciones (14.9%) y la administración pública (11.3%). Le siguen retail (7.8%), salud (5.7%) e industria alimenticia (5%).
Un escalón más bajo se encuentran las ventas a los siguientes sectores: industria automotriz, autopartista y aeroespacial (4.6% de la facturación del sector), servicios financieros (3.9%), sector de petróleo, gas y minería (2.5%), sector agropecuario (2.4%), contenidos y medios de comunicación (2.2%), educación (1.5%), construcción pública y privada (1.3%), transporte y logística (1.2%), turismo, entrenamiento y gastronomía (0.5%).